Orcos y Goblins

Los orcos son criaturas de más o menos 2 m de altura, (aunque, como caminan encorvados, parecen más bajos) son fuertes y resistentes aunque no son demasiado inteligentes. Para reproducirse, los orcos exudan esporas, las cuales si caen en el terreno adecuado darán lugar a diferentes tipos de goblinoides. Dependiendo de las condiciones del entorno, de dichas esporas surgirán a los pocos días cierto número de snotlings, y posteriormente goblins. Después orcos "jóvenes" que crecerán según lo agresivos que sean y las peleas en que participen. Es por eso que los Kaudillos Orcos sean notablemente más grandes que los orcos jóvenes. Son llamados pieles verdes debido a las algas que crecen en su piel con las que mantienen una relación simbiótica y su piel (similar a la de los sapos) tiene una gran gama de colores, siendo los más jóvenes de tonos más claros y verde muy oscuro los más longevos. Los más viejos que se han llegado a ver son de 30 años, por lo que no se sabe a ciencia cierta cuánto viven. La sociedad pielverde se estructura de manera muy simple: el más fuerte le pega al más pequeño, los individuos más grandes y fuertes son nombrados jefes para acaudillar sus huestes de saqueo y los más pequeños, sencillamente sirven como esclavos o como comida para los gigantes. Los orcos disfrutan con la masacre y si no tienen más adversarios se matarán o comerán entre ellos, con preferencia a los más débiles; la dieta del orco es omnívora: se ha visto orcos comiendo desde carne (viva o muerta) hasta acelgas cocidas pasando por una gran cantidad de setas alucinógenas. Los orcos sufren animosidad lo que les supone un descontrol neuronal pasajero (ciertos individuos han sabido controlar sus impulsos).

Los goblins, los seres más astutos del ejército de Orcos y Goblins, son pequeños, de gran nariz, espectacularmente cobardes y bastante más ingeniosos que los orcos; Su fuerza está en el número. Una subraza dentro de la especie goblin son los goblins nocturnos, que habitan bajo tierra, y cultivan hongos alucinógenos, de los cuales obtienen un licor que al beberlo les produce un estado de locura tremenda, lo cual los deja como terribles fanáticos que giran de un lado a otro sujetos a una cadena con una enorme bola de hierro en el otro extremo. Estos fanáticos pueden hacer estragos en los regimientos de ambos bandos.

Los snotlings son pieles verdes diminutos, mucho más numerosos que los goblins y mucho más deficientes en combate, pero en ocasiones su superioridad numérica llega a resultar letal. Carecen de importancia en la sociedad de los orcos, y difícilmente llegan a ser algo más que simples esclavos.

Los Garrapatos son seres mitad hongo mitad monstruo a los que pastorean los goblins. Muchos de ellos sirven de montura (bastante inestable) a algunos goblins tan valientes o estúpidos como para intentar montarlos. De ellos hay algunos mucho más grandes y fieros, los llamados garrapatos cavernícolas gigantes.

El ejército orco tiene una gran cantidad de tropas para combinar a nuestro antojo: duros orcos (entre ellos, los poderosos orcos negros), abundantes goblins, fanáticos, caballería a lomos de lobos, arañas o jabalíes, los diminutos snotlings, carros, monstruos como trolls o gigantes, curiosas máquinas de guerra, como el lanzagoblins... Es un ejército irregular y bastante divertido, con el cual puedes conseguir grandes victorias o aplastantes victorias por el waaagh!

El ejército piel verde es un ejército versátil, que puede llevar a cabo, desde la táctica más complicada, a la más simple (es decir, lanzarse directo a por el enemigo), por lo cual es adecuado tanto como para novatos como para veteranos. El ejército pielverde es de los más variados del mundo de warhammer Fantasy, ya que puedes encontrar desde los débiles snoltings a los colosales gigantes, pasando por goblins y sus variedades (silvanos, nocturnos,etc) como orcos ("zalvajes",grandotes, negros, normales) también máquinas de guerra, trolls, garrapatos, serpientes aladas, etc.

La dificultad de dirigir este ejército correctamente es sobre todo la animosidad de la gran mayoría de tropas y entre otras cosas la debilidad de los goblins cuando están en poco número, el alocado ataque de fanáticos, la inestabilidad de las máquinas de guerra, los efectos colaterales de los gigantes (caída) e incluso la magia con hechizos como el pie de Gorko (aunque la inestabilidad de la magia es normal en todos los ejércitos con magia).