Imperio

Los imperiales son la nación humana más poderosa del mundo. Los poderosos ejércitos de Karl Franz forman el bastión que contiene a las fuerzas del Bien, evitando la invasión de todo el Mundo anárquico. Llenos de fe en los poderosos Dioses humanos, pertrechados con cañones y rifles de las escuelas alemanas, con el soporte de generales y soldados de las ocho escuelas del imperio y a disposición de una población enorme, el Imperio permite la supervivencia de la humanidad, en el mundo hostil.

El Imperio se divide políticamente en Condados dirigidos por los denominados Condes electores. Cada Conde tiene competencias muy amplias: gobierno del territorio, administración de justicia, dirección del ejército y recaudación de impuestos. No siempre los condes ejercen estos poderes, en muchas ocasiones delegan el poder a algunos de sus ministros o, en el caso de la guerra, a generales veteranos.

Karl Franz tiene plenos poderes sobre todo el Imperio, de tal manera, un buen emperador debería ser alguien experto en muchas materias no sólo en el plano bélico o en el plano político. Cuando un emperador muere, se debe elegir a su sucesor, para ello, los Condes y otras personalidades importantes del Imperio, entre todos ellos eligen al nuevo emperador al cuál se le entrega el mayor símbolo del Imperio, el martillo del Imperio. En la actualidad, el emperador es Karl Franz, que ,sin duda, es uno de los mejores dirigentes que ha habido en toda la historia.

El Imperio es un ejército variado y colorista que permite gran diversidad de tácticas en el campo de batalla. Sus poderosas órdenes de caballería y su numerosa infantería son la fuerza que evita la invasión del Mundo anárquico.